miércoles 14 abril 2021
Que venga ya un nueve

Portada» El ranking FIFA arranca el año con muy pocos cambios

Que venga ya un nueve

18/01/2014
SERGIO IZQUIERDO/GOLSPORT MEDIA El Valencia está esperando desesperadamente alguien que venga a marcar goles. Como viene siendo habitual en el conjunto valencianista desde hace ya muchos partidos, la falta de punteria ha vuelto a ser el talón de aquiles del conjunto de Pizzi que cada vez juega mejor pero sigue evidenciando una falta de gol alarmante ante las muchas y claras ocasiones que ha dispuesto durante el partido.
 
Pizzi cumplía con lo prometido y realizó rotaciones en la parcela ofensiva. Banega volvía al once titular en la mediapunta, posición donde mejor había rendido cuando le daba la gana demostrar su calidad, Piatti y Jonas por las bandas y Paco Alcácer en la punta. La apuesta del técnico argentino era controlar la posesión juntando muchos jugadores de "toque" en el centro del campo. 
 
El partido comenzaba frenético, con sendas llegadas para ambos equipos en el primer minuto de juego pero con poco peligro. Pero fué solo un espejismo, durante los primeros minutos ambos equipos se dedicaron a estudiarse, ninguno se atrevía a correr ningún riesgo, el Valencia intentaba presionar pero el Málaga no sufría para sacar el balón desde atrás y que con una llegada de Samu tras una buena combinación entre Antunes y Eliseu, le metieron el miedo en el cuerpo al conjunto valencianista en la que Diego Alves en dos ocasiones evitó que se abriera el marcador. 
 
Poco a poco el Valencia comenzaba a hacerse el dueño del balón, cuando conseguía hacer bien la presión le creaba muchísimos problemas al Málaga que cada vez perdía el balón más rápido y se veía obligado a meterse en su campo. Piatti que lleva ya bastantes partidos siendo sino el mejor uno de los mejores jugadores demostrando que a día de hoy es titularísimo en este equipo, fué el futbolista más activo en ataque del Valencia en la primera parte y casi consiguió adelantar a los suyos cuando en un balón largo colgado por Diego Alves aprovechando el bote del balón fué el más listo de la clase y su disparo cruzado se marchó rozando el poste derecho de la porteria defendida por Caballero.
 
El Valencia seguía dominando el juego, tocando con mucha paciencia y creando sensación de peligro pero volvió a demostrar que le falta pegada arriba, Jonas pudó abrir el marcador después de un rechaze tras un lanzamiento de falta de Dani Parejo que Caballero solo pudo despejar pero que luego estuvo muy acertado deteniendo el disparo del brasileño. El Málaga también tuvo sus ocasiones, sobretodo una de Santa Cruz que dejó en evidencia a Ricardo Costa demostrando que los despistes defensivos siguen siendo un gran problema en el conjunto valencianista. 
 
Así se llegó al final de los primeros 45 minutos, con un buen Valencia como se había visto en los últimos encuentros pero que volvía a fallar en los últimos metros, le falta mucha pólvora a este Valencia.
 
La segunda parte comenzó como había terminado la primera mitad, con un Valencia dominador, controlando la posesión y con un Málaga que se estaba viendo cláramente superado por el conjunto valencianista. Pronto pudo haber conseguido romper el 0-0 inicial el Valencia, que tras una grandísima acción colectiva, la pelota acabó en los pies de Dani Parejo que solo ante Willy Caballero estrelló el balón en la cara del meta argentino que desvió la pelota a corner. En el mismo saque de esquina fué Jonas quién estuvo a punto abrir el marcador pero Caballero de nuevo salvó a su equipo.
 
Llevaba ya muchos minutos el Valencia mereciendo ir por delante en el marcador, pero no había manera. De nuevo Jonas que comenzó muy activo en el segundo tiempo tuvo en sus botas el gol, pero su chut picado salió demasiado cruzado para desesperación de Pizzi que veía como su equipo llegaba una y otra vez pero no conseguía el premio del gol.
 
En el minuto 20 Feghouli entró por Parejo perdiendo un poco de toque en el centro del campo y buscando más profundidad en ataque con el argelino que se encuentra en un excelente momento de forma. Mientras tanto el Valencia seguía a lo suyo, con un dominio claro del juego, recuperando la pelota a los pocos segundos de pederla y dejando una muy buenas sensaciones, pero ahora mismo el conjunto blanquinegro lo que necesita son goles y resultados.
 
Cuando más apretaba el conjunto de Pizzi a punto estuvo de cumplirse una máxima del fútbol, cuando perdonas lo pagas. El recién llegado a Málaga el argentino Pablo Pérez a los pocos minutos de ingresar en el campo estuvo muy cerca de tener el debut soñado y con un cabezazo casi adelantó al equipo malacitano que obligó a lucirse a Diego Alves que se está ganando con sus actuaciones la renovación con el conjunto valencianista.
 
El partido poco a poco fué igualandose, entró en una dinámica en la que cada balón dividido parecía una guerra que había que ganar, los dos equipos se estaban dejando todo en el campo. El Málaga que aún no había empatado en su estadio, dió un paso adelante y se quitó de encima el dominio valencianista que llegó muy cansado al tramo final del encuentro, pero no consiguió crear sensación de peligro. Pizzi quemó su último cartucho dando entrada a Postiga por Jonas pero el portugués casi no tuvo ocasión de rematar a puerta.
 
Así concluyó el partido, con un Valencia muy cansado pero que dejó muy buenas sensaciones de juego pero sin pólvora arriba. Esperemos que los refuerzos en el mercado invernal pongan fin a este problema porque el Valencia lo que necesita ahora mismo son resultados y no buen fútbol.

 



Fotos  
  • marca.com

LO MÁS LÉIDO

  • LALIGA PIERDE EN EL CARRANZA (CAD 2-1 VAL)

    El equipo che abandonó el campo tras denunciar Diakhaby un insulto racista de Cala, pero se vieron obligados a regresar

    05/04/2021

    FERNANDO NAVARRO / GOLSPORT: Tristemente el fútbol no ha sido el protagonista en este encuentro que enfrentaba al Cádiz y al Valencia en el Estadio Ramón de Carranza. A partir del minuto 29, cuando...