sábado 24 agosto 2019
Adriano decidido a volver a sentirse futbolista en el Atlético Paranaense

Portada» El Villarreal triunfa por partida triple en la gala de la Liga

Adriano decidido a volver a sentirse futbolista en el Atlético Paranaense

04/12/2013

SERGIO IZQUIERDO/GOLSPORT MEDIA Adriano Leite Ribeiro, ha decidido intentar por enésima vez volver a sentirse futbolista profesional. El brasileño que deslumbró al mundo del fútbol con su potencia, talento y su increible zurda parecía destinado a convertirse en sino el mejor jugador del mundo si uno de los mejores. Pero sus problemas depresivos le hicieron caer presa del alcohol hasta el punto de arruinar la trayectoria de una de las mayores estrellas del fútbol en aquella época.

Esta no es la primera vez que Adriano intenta volver al fútbol profesional, después de dejar el Inter de Milán, equipo donde dió sus mejores temporadas, el verano de 2011 regresó a Brasil para fichar por el equipo del que salió, el Flamengo. En su debut "El Emperador" consiguió marcar y dar la victoria a los cariocas 2-1 frente al Atlético Paranaense, pero lo que parecía que podía ser el regreso defenitivo del astro brasileño se quedo en un mero espejismo. Adriano fue bajando cada vez más su rendimiento y a la par que subian sus salidas nocturnas y escandalos como cuando fue fotografiado en una de las peores "fabelas" de Rio de Janerio sosteniendo un Kalashnikov de oro junto a un conocido narcotraficante.

En 2010 fue traspasado a la Roma y después de una temporada prácticamente nula con el equipo romano con la que disputó cinco partidos y no consiguió anotar ningún tanto, regresó de nuevo a Brasil esta vez para enrolarse en el Corinthians.

El club brasileño estaba decidido a darle una nueva oportunidad a Adriano pero para cubrirse las espaldas en el contrato incluyeron una claúsula disciplinaria o anti-juergas, por la que el club podía rescindir el mismo (de un año de duración) en cualquier momento sin obligación de abonarle la compensación pertinente. Como no fue ninguna sorpresa Corinthians se vió obligado a ejercer dicha claúsula debido a los continuos problemas con el alcohol y las drogas del jugador brasileño.

Este parecía el adiós definitivo de "El emperador",  pero después de un año inactivo y cuando nadie lo esperaba el antiguo seleccionador de la canarinha Dunga, en un acto de fe, decidió que Adriano aún podía aportar algo y apostó por él,  "todo el mundo merece una segunda oportunidad" dijo, aunque en el caso de Adriano no se trataba de la segunda precisamente.

Pero cuando todo apuntaba a que el Internacional de Porto Alegre, que contaba con Leandro Damiao y Diego Forlán podian formar un trío demoledor junto a Adriano a este le peso demiaso el tiempo que había estado alejado de los terrenos de juego. Los médicos desanconsejaron su fichaje por que el tiempo que necesitaría Adriano para rendir al máximo nivel era incalculable debido a su mermada condición física producida por la mala alimentación y el alcohol.

Esperemos que ahora el bueno de Adriano, que sólo tiene 31 años, aún consiga volver a regalar a los aficionados al fútbol parte de aquél talento y potencia que sorprendieron al mundo entero.



Fotos  
  • futbolprimera.es

LO MÁS LÉIDO