sábado 24 agosto 2019
Amaños a escala mundial

Portada» El Manchester United rozó una nueva tragedia aérea en Alemania

Amaños a escala mundial

29/11/2013
JAVIER SÁNCHEZ/EL MUNDO El fútbol y su gangrena, los partidos amañados, las apuestas ilegales, cada vez más cerca, cada vez más fácil. Después de que la Oficina Europea de Policía (Europol) revelara el pasado febrero que los sobornos estaban extendidos por todo el continente, que ni la Champions se libraba, que había hasta 680 encuentros bajo sospecha, el diario inglés The Telegraph demostró el jueves que, en realidad, esa práctica organizada, normalmente con el epicentro en Asia, en Singapur en concreto, es más bien sencilla e incluso más bien barata.
 
En una investigación con cámara oculta en colaboración con la recién creada Agencia Nacional Británica contra el Crimen (NCA), el rotativo logró demostrar cómo por «unos 60.000 euros» se arreglaron encuentros en las divisiones inferiores del fútbol británico, en varios países de toda Europa, Australia e incluso en la clasificación para el Mundial de Brasil 2014, lo que llevó a la detención de siete personas en varias ciudades del país.
 
Entre ellas, según fuentes policiales, había dos ciudadanos de Singapur que fueron acusados formalmente de fraude por lo que podrían cumplir penas de hasta 10 años de cárcel; tres jugadores «sin vinculación actual con ningún club profesional» y, además, Delroy Facey, ex delantero de la Premier en el Bolton o el West Bromwich Albion, hoy agente de futbolistas.
 
'Con cuatro goles me conformo'
 
Las revelaciones hechas públicas por el rotativo se basan en varias conversaciones mantenidas en el bar de un hotel de Manchester con uno de los intermediarios de la organización sin pudor para revelar detalles y más detalles.
 
Por ejemplo, su metodología. «Yo me reúno con los jugadores y les digo lo que quiero. Puedes pedirles cinco goles pero yo con cuatro me conformo. Un 2-0 o un 1-1 al descanso y luego un 4-0, un 3-1 o 2-2. Con eso es suficiente», detallaba en esas charlas el ciudadano singapurense, uno de los detenidos, que se admitía a las órdenes de Wilson Raj Perumal, un conocido organizador de amaños del país asiático, condenado en Finlandia por sus actividades, aunque en los últimos tiempos supuesto garganta profunda de varios cuerpos de seguridad europeos.
 
Luego continuaba con más pormenores. «Por ejemplo, les puedo pedir una tarjeta amarilla en los primeros 10 minutos del encuentro. Les pregunto quién quiere encargarse de ese trabajo y alguien lo acepta. Si logra la tarjeta, le pagó unos 6.000 euros», anotaba agregando que también podían comprar una roja por una cantidad algo superior.
 
«En Gran Bretaña, comprar es caro. Un partido te puede costar 84.000 euros, aunque la media quizá sea 60.000. Es una cuestión lógica, el jugador quiere el dinero. Si al mes cobra unos 6.000 euros y yo llego y por dos horas le doy 8.400...», añadía el intermediario, sin saber que estaba siendo grabado y antes de ofrecer a la cámara los resultados exactos de dos de los partidos que se disputarían al día siguiente.
 
'Pregunto si podemos montar un amistoso'
 
Los jugadores, eso sí, no eran los únicos objetivos de su organización. Muchos árbitros europeos también habían entrado en el juego. «Conozco algunos árbitros que están dispuestos... Por unos24.000 euros pueden definir un partido», explicaba, antes de dar una lista de los países en los que podían actuar.
 
«Yo he hecho esto también en Escocia, en Irlanda, en otros países de Europa, en Australia... y en la fase de clasificación para el Mundial he comprado unos 15 partidos. En países como Alemania los futbolistas cobran mucho y es complicado, pero hay otros como Finlandia o Suecia donde todo el mundo cobra poco», admitía, explicando a su vez que su organización posee «un equipo entero en Bélgica» y dando a entender cierto vínculo con algún miembro FIFA. «Tengo un amigo que me puede organizar un partido en cualquier sitio del mundo. Yo le pregunto si podemos montar un amistoso. Lo montamos, y ya está», finalizaba.
 
La Federación Inglesa de Fútbol ordenó el jueves una investigación para tomar las medidas necesarias con los clubes y jugadores, que no han sido revelados. «La operación se basa en el amaño de partidos a nivel internacional», explicaba su comunicado.


Fotos  
  • el mundo

LO MÁS LÉIDO