domingo 11 abril 2021
Se acabó el efecto Pizzi

Portada» El Celta examina la reacción del Valencia

Se acabó el efecto Pizzi

11/01/2014

SERGIO IZQUIERDO/GOLSPORT MEDIA Una de cal y otra de arena. Así podría describirse el partido del Valencia CF en Balaidos, un equipo que en la primera parte es capaz de encerrar durante gran parte de la misma al equipo rival en su área y permitirse el lujo de jugar con la defensa prácticamente en el centro del campo y otro equipo que ante una situación adversa como es recibir un gol tempranero sigue sin saber reponerse además de volver a caer en los mismos errores que le están costando tantos puntos a lo largo de la temporada, las malditas pérdidas de balón.

La primera parte comenzó con un Valencia dominador como ya pudo verse en el partido de Copa frente al Atlético de Madrid, con una gran posesión del balón, una presión muy alta  con muchos jugadores por encima de la pelota que dificultaba la salida del Celta de Vigo. Pizzi parece que ya ha encontrado su once titular y ya se comienza a notar su mano. Los valencianistas estaba corriendo muchos riesgos, jugando con la defensa prácticamente en el centro del campo lo que propició varios sustos a raíz de varias perdidas de balón de Parejo, sobretodo una acción del brasileño Charles que no pudo batir a Diego Alves cuando en Balaídos ya se cantaba el 1-0. 

Los primeros 15 minutos fueron de dominio total del Valencia, que si bien no creaba mucho peligro si estaba demostrando ser un equipo totalmente distinto al de hace unas semanas. Piatti que estuvo muy activo activo durante toda la primera la parte siguió confirmando que está recuperado para la causa y que de seguir con este nivel va a ser difícil sacarlo del once titular.

El Celta que se estaba viendo superado con mucha claridad comenzó a tirar de orgullo y buen juego y poco a poco consiguieron romper la linea de presión del equipo valencianista y durante unos minutos se hicieron dueños del esférico, pero cuando mejor lo estaban haciendo los de Luis Enrique llegó el gol del Valencia, en un robo de balón la pelota acabó en la frontal del área en los pies de Jonas que vió como Feghouli entraba por la derecha y este puso un centro perfecto al punto de penalti para que Parejo que llegando desde segunda línea, aprovechó el espacio que había creado Canales al llevarse a su defensa y de cabeza puso el 0-1 en el marcador. Con este gol el de Coslada compensaba los errores en el medio campo que podían haber costado muy caro a los suyos.

Pocos minutos depués el Valencia pudo poner el gol de la tranquilidad pero Jonas después de un gran movimiento no pudo batir al portero del Celta en lo que hubiera sido el 0- 2. A partir de este momento el encuentro se igualó el partido, alternando fases de dominio para los dos equipos pero sin crear ocasiones de gol claras a excepción de una jugada de Rafinha casi con el tiempo cumplido que se perdió muy cerca del palo izquierdo de la portería defendidad por Alves.

La mala noticia en la primera parte para los valencianista fué la lesíon de Jeremy Mathieu, que estaba cuajando un gran partido y que tuvo que retirarse siendo sustituido por Víctor Ruíz.

La segunda mitad no pudo comenzar peor para el Valencia, en la primera llegada del Celta, el delantero brasileño Charles que en la primera parte había perdonado esta vez no desprovecho un gran pase de Rafinha y puso el 1-1 en el marcador a los 5 minutos de la reanudación. Este gol hizo mucho daño a los blanquinegros que dieron un paso atrás y cedieron la posesión por completo al Celta de Vigo que sobretodo por el costado derecho creaban muchísimo peligro a tenor de la tarjeta amarilla que había recibido Guardado en la primera parte.

Pizzi ante el impetú mostrado por el equipo de Luis Enrique se decidió por realizar un cambio consevador retirando a Parejo por Javi Fuego para intentar tener más solidez en defensa y poder sorprender al contraataque. Pero por mucho que intentes defender si sigues regalando balones al final lo pagas y así le volvió a ocurrir al Valencia, y ya ni se saben las veces que van a lo largo de la temporada. 

Otro balón perdido en la medular propicío la remontada celtiña, Charles volvió a ser el encargado de llevar el delirio a las gradas de Balaídos, el brasileño que aprovechó la enésima pérdida de balón de los blanquinegros y dejando atrás a Oriol Romeu con un zapatazo desde fuera del área puso el 2-1 en el marcador ante el que nada pudo hacer Diego Alves.

El resto de la segunda parte fué más de lo mismo, un Valencia que no supo reponerse y un Celta que se limitó a defender el resultado sin prácticamente sufrir ni un disparo a puerta.

En resumen, el Valencia volvió a mostrar dos caras, la de la primera parte en la que se vió al equipo que todos los valencianistas quieren ver y la misma que se lleva viendo durante toda la temporada, un equipo sin espíritu y con la confianza todavía muy débil. Mucho trabajo le queda por delante a Pizzi si quiere que los suyos muestren el mismo ritmo juego durante un partido completo.



Fotos  
  • marca.com

LO MÁS LÉIDO

  • LALIGA PIERDE EN EL CARRANZA (CAD 2-1 VAL)

    El equipo che abandonó el campo tras denunciar Diakhaby un insulto racista de Cala, pero se vieron obligados a regresar

    05/04/2021

    FERNANDO NAVARRO / GOLSPORT: Tristemente el fútbol no ha sido el protagonista en este encuentro que enfrentaba al Cádiz y al Valencia en el Estadio Ramón de Carranza. A partir del minuto 29, cuando...