domingo 13 junio 2021
El adiós de Otamendi y un vacío que no se puede cubrir

Portada» A la Lazio no se le quiere ver ni en pintura por Mestalla

El adiós de Otamendi y un vacío que no se puede cubrir

16/08/2015

Fin al culebrón del verano. Otamendi ya es historia en el Valencia. El Manchester City lo espera con los brazos abiertos. Un destino que parecía escrito y un adiós que deja a la plantilla sin uno de sus jugadores franquicia. Los 40 millones que ingresará el club vienen de perlas y el vacío que queda en el terreno de juego dará qué hablar. Mangala (viene cedido) Vezo y Orbán no son suficientes para subsanar este hueco.

 

La venta de Otamendi deja huella. Si un jugador desea cambiar de aires, resulta difícil reterlo. La pérdida del zaguero supone un golpe para el club en su afán de codearse con los grandes clubes de Europa, más allá del dinero que se ingrese. Nicolás era el principal peso pesado del vestuario, el que ponía orden. Aquel que consiguió goles de tesón para amarrar la cuarta plaza, como los que fabricó ante Celta y Almería en las últimas jornadas de Liga. También se recuerda su testarazo ante el Real Madrid en Mestalla. Formaba una sociedad perfecta con Mustafi. Sin él, la zaga no va a ser la misma. Su adiós se va a notar. Y más, si Garay no acaba vistiendo de blanquinegro. Se pierde potencial en la plantilla y queda la sensación de que el Valencia de Peter Lim no es la imagen que se quería vender: la de fichar a grandes futbolistas y no vender a las estrellas.

 

Falcao, Valdés, Willy Caballero, Lavezzi, Chicharito, Garay...desde finales del pasado ejercicio y durante este todo el verano han salido a la palestra futbolistas de relumbrón por los que el Valencia tenía interés. La única realidad es que no se ha fichado a ninguno de ellos...y que se ha vendido al que era uno de los estandartes del vestuario. Cierto es que Otamendi se quería ir. Al igual que su marcha supone una pérdida de 'Champions' para el club.

 



Fotos  

LO MÁS LÉIDO