martes 03 agosto 2021
El factor económico dificulta las negociaciones por Vargas y Caicedo

Portada» Nagore: “El Levante UD hace cumplir mi sueño de jugar en Primera”

El factor económico dificulta las negociaciones por Vargas y Caicedo

10/01/2014
PACO POLIT/VLCNEWS.ES La lista de atacantes y delanteros que manejan Francisco Joaquín Rufete incluye absolutamente a cualquier jugador ofensivo que esté en el mercado. Tanto el alicantino como sus colaboradores más estrechos llevan días tanteando y sondeando a futbolistas cuya situación en sus actuales clubes les hagan querer cambiar de aires. En los casos de Vargas, Caicedo y otros de los candidatos, el factor económico es el principal escollo.
 
El Valencia maneja una amplia lista de potenciales refuerzos para su vanguardia. Quiza 'amplia' no sea el adjetivo adecuado: la dirección deportiva reconoce de puertas para adentro que el radio de búsqueda se ha ampliado a "practicamente todo el mercado", según una voz autorizada en Paterna.
 
El perfil de delantero, consensuado con Pizzi, debe cumplir apenas un par de parámetros: que se pueda obtener su cesión hasta verano, que su coste sea asumible y que sea del agrado del entrenador. De ahí en adelante, barra libre. El teléfono echa humo y todo jugador cuya situación en su actual club no sea la mejor es susceptible de recibir la llamada de Rufete. El alicantino, al menos sobre el papel, no se pone límites, y ha tanteado a jugadores que estarían fuera del alcance económico actual del Valencia para saber su predisposición, a la espera de que haya novedades respecto a la venta del club y con la posibilidad en el horizonte de que una inyección de millones para fichar hiciese que nombres como Dzeko o Mata dejasen de sonar a utopía.
 
Eduardo Vargas -chileno, 24 años- y Felipe Caicedo -ecuatoriano, 25 años- son los dos futbolistas cuyo nombre lleva sonando más fuerte en las últimas horas. Ambos son dos 'nueves' de diferente perfil pero que encajarían a Pizzi a la hora de ofrecer "diferentes variantes", como pidió el técnico el pasado sábado. Sin embargo, ninguna de las operaciones se presupone sencilla en un momento en el que la secretaría técnica está todavía recopilando informes.
 
Al efecto, el secretario técnico Roberto Fabián Ayala ha retornado a Valencia para trabajar codo con codo en las oficinas de Paterna con Rufete para analizar al dedillo las posibilidades que ofrece el mercado sudamericano y mundial.
 
La operación Vargas presenta varios inconvenientes y sólo un dato positivo: las ganas que tiene el jugador, según se desprende en la dirección deportiva, de militar en un club importante de Europa. A igualdad de ofertas el técnico del Nápoles, Rafa Benítez, preferiría que el jugador siguiese rodándose en una liga europea.
 
A partir de ahí, todo son problemas. El principal, relacionado con el alto sueldo del futbolista, aspecto que preocupa a la dirección deportiva y que supone el principal escollo a día de hoy. También el Nápoles ha puesto trabas: el conjunto italiano, propietario del pase del delantero chileno, quiere dinero por la cesión del jugador hasta el próximo mes de junio y no se plantea incluir una opción de compra: pagó más de 14 millones de dólares por su adquisición en 2011 y se trata de uno de los puntales de su selección nacional.
 
Económicamente, el Valencia tiene poco margen de maniobra. Sin embargo, su irrupción en la negociación ha dado al traste con los planes del Santos brasileño, ralentizando un fichaje que pretendía haber cerrado a estas alturas. Los dirigentes del club paulista sufrieron en sus carnes a Vargas en 2013 cuando militó en Gremio de Porto Alegre, y creen tener dos ases en la manga: su propuesta económica, que podría superar los dos millones de dólares para el Nápoles por la cesión; y el hecho de que, a nivel personal, el jugador haya estado muy a gusto durante su etapa en el campeonato carioca. Su actual novia es brasileña y su entorno vería con buenos ojos el seguir un tiempo más en el país. De hecho, fuentes próximas a la familia del jugador consideran que su fichaje por el Santos parece estar encarrillado "al 90%".
 
El caso de Felipe Caicedo, que ocupa un lugar menos prioritario en la lista de Rufete, es similar. El jugador se fue de la lengua en su país al admitir los contactos con el Valencia antes de regresar a Rusia. Ariete potente y con gran fortaleza física, en su periplo en el Lokomotiv de Moscú no ha tenido el éxito que esperaba cuando se marchó del Levante en 2011, cuando anotó 13 goles para erigirse en figura clave de la salvación granota.
 
Según ha podido confirmar VLC NEWS, el jugador ha hecho saber a sus allegados que regresaría sin pensarlo a la Liga Española este mes de enero, antes de que se reanude la Russian Premier League. De nuevo, el factor económico es el principal escollo: Caicedo percibe unos 2 millones de euros netos al año en Rusia y el conjunto moscovita es reacio a dejar salir a un jugador por el que pagó 7,5 'kilos' hace dos años y medio, a los que sumar 2,5 millones en variables.


Fotos  
  • taringa.net

LO MÁS LÉIDO