sábado 24 agosto 2019
El levantinismo se estabiliza

Portada» Xumetra: «Hay que buscar soluciones, no podemos alargar esta mala racha»

El levantinismo se estabiliza

11/12/2013
V. CHILET/LEVANTE-EMV El Levante UD sacó adelante con comodidad su Junta General de Accionistas, en la que, con el respaldo de la Fundació Cent Anys, accionista mayoritaria del club, aprobó las cuentas de la temporada 2012/13, así como el presupuesto para esta campaña. En la asamblea se aprobó un superávit de 2,9 millones de euros mientras que los ingresos previstos para la presente temporada de serán de 32 millones. En la reunión se representaron un total de 97.214 acciones, de las 124.815 que componen el capital social de la institución azulgrana.
 
La campaña pasada arroja un saldo positivo de 2,9 millones de euros, que supone un incremento del 93 por ciento respecto al ejercicio anterior. Cabe recordar que en el curso 2011-12 el Levante UD ya presentó un superávit de 1,5 millones de euros, y fue respaldado con 96.156 acciones a favor, 33 abstenciones y 979 en contra. Por otro lado, fue aprobado un presupuesto de ingresos para el presente curso de 32,4 millones de euros, casi cinco millones menos que la temporada pasada por el hecho de no participar en la Liga Europa, como sí ocurrió durante la temporada 2012-13.
 
Los gastos previstos también se han reducido, en este caso en casi seis millones y el actual consejo ha presupuestado 27,3 millones de euros para esta campaña, pues la partida de gastos del ejercicio económico anterior se disparó por las primas derivadas de la participación en la Liga Europa, y fue apoyado con 96.088 votos.
 
El coste de la actual plantilla que dirige Joaquín Caparrós no aparece desglosada al detalle, aunque Catalán informó a la Junta que se situaría alrededor de los 14’2 millones. El club refleja en sus cuentas el gasto personal de toda la entidad y lo sitúa en 17,9 millones de euros, unos tres millones menos al del curso pasado. El consejo de administración también informó de la reducción en 13 millones de euros de la deuda concursal, que en diciembre de 2010 estaba situada en 62 millones y ahora en 49 millones de euros.
 
Optimismo en la refinanciación
Además, Catalán detalló a los accionistas que negocia la refinanciación de una parte de la deuda, con las entidades Ruralcaja y La Caixa , que vence el próximo mes de mayo de 2014, de unos 16 millones de euros. Catalán mostró su total confianza en poder alcanzar un acuerdo rápido y beneficioso para el club. «Es una negociación que va a marcar el futuro de la institución. La refinanciación se va a dar, el compromiso es apostar y ayudar al Levante», indicó, con un posible acuerdo sobre la base de «15 ó 20 años más». El presidente levantinista destacó en su presentación la «estabilidad institucional, deportiva y social» alcanzada por el club, y que permite «afrontar el futuro por el camino correcto». A pesar de los buenos datos del presente, Catalán alertó de que la tarea que queda por delante «no ha sido fácil ni así será en el futuro». Asimismo, valoró que en el plano deportivo «conseguimos el objetivo de la permanencia, y por primera vez el club militará cuatro temporadas consecutivas en Primera», y recordó el buen papel del Levante B y del equipo femenino. El máximo mandatario destacó que el futuro deportivo del club «está asegurado en un modelo en continua evolución» y puso como ejemplo la consagración de Rubén García, canterano más joven en marcar un gol con el Levante UD en Primera y seleccionado para el Mundial sub 20.
 
A vueltas con el sueldo
Catalán también respondió a la batería de preguntas formulada por Valentín Serrats, representante del Sindicato de Accionistas Minoritarios. Catalán justificó el gasto de 170.000 euros «en licencias por la plaza del filial en Segunda B», cuando el año anterior superaba los 300.000. También la inversión de 282.000 en el cambio de los cuatro campos de césped artificial. El presidente también informó de la peculiaridad de pago de los derechos televisivos, que se elevan a 20 millones y que son la base del presupuesto del club, y cuyo 60 % se recibe de forma prorrateada al curso siguiente.
 
Catalán contestó a la controversia originada en torno a su sueldo anual, de 185.000 euros, y que justificó por la regularización de su situación laboral dentro del club, al dejar de ser autónomo después de tres años y medio en el cargo: «Le cuesta más dinero al club porque la situación laboral del presidente ha requerido una regularización». Catalán, que en este punto habló de sí mismo en tercera persona, aseguró: «El presidente era autónomo, por el bien de la institución, y ahora pasa a ser un empleado en régimen general», señaló.
 
 
Los jóvenes accionistas reclaman si hay un escenario posterior a la Fundación
A la junta acudió casi medio centenar de accionistas. Uno de los más veteranos, Pepe Besalduch, muy popular entre la hinchada «granota», pidió el turno de palabra para recordarle al consejo de administración que «no encontrará otro lugar mejor» que el actual recinto de Orriols como estadio. Besalduch empezó a hablar sin necesidad del micro: «Tengo buen timbre de voz con 83 años, cuando me muera ya me daréis un padrenuestro». También preguntó a Catalán en cuánto bajaría el contrato de televisión si el equipo descendía.
 
Gabriel Salinas, representante de un grupo de jóvenes accionistas, reclamó si existe «un rumbo marcado» para el futuro del club en cuanto a la «interinidad» de la Fundación como máxima accionista, si ha existido interés de grupos de inversores en hacerse con el control del club, y emplazó a los presentes «a definir el Levante del siglo XXI, implicando a los aficionados, socios y peñistas» una vez que se supere «la fase de excepcionalidad y urgencia» de la Fundación. Catalán y elogió el papel fundamental de la Fundación, que ha sacado adelante todas sus obligaciones de pago: «El Levante UD no aparece señalado por nadie en ningún periódico, gracias al trabajo de la Fundación». José Manuel Fuertes, presidente de la Fundación, recordó que el incumplimiento del convenio «supondría la desparición del club». «Vamos a pagar la primera anualidad del préstamo, nos quedan tres más, no podemos bajar la guardia. Necesitamos la ayuda de todos», añadió. Fuertes afirmó que el patronato ya piensa «en el supuesto de cuando la Fundación no tenga deudas» y una de las opciones podría ser «colocar las acciones entre los levantinistas».


Fotos  
  • sd/i. hernández

LO MÁS LÉIDO