martes 20 agosto 2019
El Nástic indulta al Valencia

Portada» Falcao habría pedido dejar el Mónaco

El Nástic indulta al Valencia

09/12/2013
RAÚL COSÍN/ABC Djukic no tomó el habitual camino de los equipos de Primera cuandolos cruces coperos presentan una combinación con un equipo de Segunda B y se busca dar minutos a los menos habituales, incluso a jóvenes canteranos. El Valencia salió con un once de «gala» liguero y europeo. Los jugadores con los que ha venido contando como titulares en los últimos encuentros fueron los que se presentaron en el Nou Estadi de Tarragona. Y allí se empequeñecieron ante un Nástic más intenso, más serio, más fuerte, voraz en cada una de las jugadas, que creyó y se tomó con el compromiso que requiere un torneo como la Copa del Rey.
 
Tan fácil la lectura como que el equipo humilde engulló al grande. Como que los locales pusieron toda la carne en el asador, mientras los visitantes de la máxima categoría estuvieron muy lejos de demostrar algo. Fue mejor el equipo tarraconense, al que sólo le faltó el gol. Salió vivo el conjunto valencianista de un duelo en el que pudo encajar uno o dos goles. Y ocasiones tuvo para ello de sobra. El empate a cero, en teoría, deja un encuentro «fácil» para los de Djukic en Mestalla. Pero eso es la teoría y esto va de otra cosa. Y el primer paso es competir con convencimiento.
 
Decidió mandar el equipo de Vicente Moreno ante el Valencia, porque creyó en las posibilidades de sorprender a un Primera. Y el Nástic salió al césped para ello muy serio, ordenado y veloz. La Copa también puede ser momento para los humildes. Ejemplo palmario fue la resistencia y la valentía del Olímpic de Xàtiva el sábado ante el Real Madrid (0-0). En el Nou Estadi de Tarragona, el cuadro local quiso más y mereció más antes del descanso ante un conjunto, el blanquinegro, al que le faltó mucho del factor de la competitividad. La intensidad y las mejores ocasiones las puso el cuadro local.
 
Arrancó el partido con unos minutos de tanteo, pero el que aceleró, sin duda, fue el Nástic. Exigió a los de Djukic, que no marcaban el ritmo necesario para evitar sorpresas ante un equipo de Segunda B que se notaba fresco y metido en el asunto. Y Lago pudo adelantar a los locales. Ni el susto revolvía a los Primera. Y sobrevino luego un lanzamiento magnífico de David Rocha. Era el minuto 22 y el libre directo del futbolista local mandaba el balón a la cruceta. Replicó el Valencia con un chispazo de Bernat, que llegó con velocidad a la frontal del área y su chut duro lo sacó estirándose Tomeu Nadal.
 
Pero no servía esto para que los tarraconenses se acomplejaran. Cerca de la media hora, el veloz y habilidoso Lago Junior, que llevó de cabeza a los centrales, estuvo muy cerca de adelantar a los locales. Sin embargo, Mathieu apareció salvador para despejar el balón cuando tomaba camino de la portería con Diego Alves ya batido. Hubo nueva réplica valencianista. Esta vez Tomeu sacó una mano baja para rechazar un chut interior de Feghouli. La clave para los catalanes fue tan clara como jugar intensos, sin complejos e impidiendo jugar a Parejo y Canales. Oriol Romeu, el mejor de los visitantes en el primer tiempo, se vio desbordado ante tantos jugadores del Nástic libres. Con todo, al descanso el asunto seguía con empate a nada.
 
Un Valencia laxo
 
No cambiaron las cosas tras el paso por vestuarios. Quien mandaba era el conjunto de Vicente Moreno. Laxos y títmidos se veía a los de Djukic, que cuando salían al ataque lo hacían con lentitud y sin confianza. El Valencia no se hacía con el gobierno del encuetro. Incluso cuando salía con el balón controlado desde su campo caía en pérdidas no forzadas incomprensibles. Situaciones que sumadas se reflejaban en un Nástic que no podía hacer otra cosa que crecerse. Alcanzada la hora de partido, entre Tomeu Nadal y Campos evitaron el gol de los valencianistas. Centró Guardado desde la izquierda y el remate poderoso de cabeza de Jonas lo repelía el meta, mientras Canales remachó, pero salvó la situación el central tarrogonense.
 
El Nástic se mantenía en sus trece. Tenían fe. Jugaba bien a fútbol con el balón. Y engullía a los blanquinegros sin el esférico. Bien posicionados los de Vicente Moreno y muy atentos en la anticipación en cada jugada, el Valencia, muy incómodo, no encontraba el camino para salir del laberinto. La pista le llegó a los de Primera en el último cuarto de hora de encuentro.
 
Bajó la intensidad física de los locales, al tiempo que el conjunto valencianista se adueñaba de la posesión. Y entró la historia en un cocinar con paciencia cada posesión por parte de los de Djukic, esperando encontrar la vía del gol. El Nástic había sido mejor durante prácticamente todo el encuentro, pero no culminó ninguna de sus propuestas ofensivas. No obstante, lo de los valencianos fue un espejismo. Los tarraconenses volvían a acelerar en los minutos finales, en los que los de visitantes se quedaron con uno menos por la expulsión de Jonas. La cosa acabó sin goles.
 
Ficha técnica:
 
G. Tarragona: Tomeu Nadal; Juanjo, Xisco Campos, Pablo Marí, Verdú; David Sánchez (Molina, m. 78); Jean Luc (Javi Martínez, m. 61), David Rocha, Lago Junior (Querol, m. 73); Ferran Giner; y Marcos.
 
Valencia: Diego Alves; Barragán, Ricardo Costa, Mathieu, Guardado; Oriol Romeu; Feghouli (Paco Alcácer, m. 78), Parejo (Banega, m. 71), Canales, Bernat (Pabón, m. 67); y Jonas.
 
Árbitro: Teixeira Vitienes (Colegio cántabro). Expulsó a Jonas por doble amonestación (43 y 87). Amarilla a Juanjo por el Nástic, y a Parejo, Barragán, Canales, y Ricardo Costa por el Valencia.


Fotos  
  • teinteresa.es

LO MÁS LÉIDO