martes 27 julio 2021
Revolución necesaria

Portada» Banega se marcha cedido al Newell´s old boys

Revolución necesaria

03/02/2014

SERGIO IZQUIERDO Las revoluciones a veces son necesarias. Como quedó patente el pasado fin de semana en el encuentro que por fin después de diez años el Valencia C.F. volvió a conquistar el feudo blaugrana, estaba claro que el equipo necesitaba quitarse lastre de encima para comenzar a resurgir.

Durante toda la temporada la plantilla ha estado rindiendo a un nivel muy inferior del que cabe esperar de un equipo que pretende clasificarse para la Champions League, y no es que no se tuvieran jugadores de calidad que puedan competir con los equipos que actualmente están dispuestandose esa ansiada cuarta plaza, ya que los tres primeros clasificados están en otra liga diferente, sino que la poca implicacion de algunos jugadores hacían que el nivel competitivo del equipo fueran tan pobre que cualquier rival que le pusiera un mínimo de intensidad y compromiso pasaba por encima del conjunto valencianista.

Por eso mismo la desde la nueva dirección deportiva del club se tomó la decisión de hacer una mini revolución en el vesturario para reconducir la situación y poder soñar todavía con alcanzar los puestos europeos, aunque se trate de la Europa League. A Rufete no le ha temblado el pulso a la hora de cortar de cabezas, hasta 5 jugadores han abandonado la disciplina valencianista en este mercado invernal, algunos de ellos de una forma bastante triste como es el caso de Sergio Canales en el que se habían depositado muchas ilusines. Estas decisiones tan drásticas dejan a las claras que lo que se tendría que haber hecho en verano ha tenido que hacerse ahora dejando en evidencia el trabajo del antiguo director deportivo Braulio Vázquez.

Desde la entidad valencianista se tenía temor a que la situación deportiva del equipo no mejorará. Los números de Pizzi no mejoraban a los de se predecesor Miroslav Djukic, aunque si es cierto que se notaba la mano del técnico argentino dicha mejoría no se reflejaba en la clasificación.

La poca implicación y ganas de luchar por el escudo han provocado esta situación. Muchos de los jugadores que han salido parecía que solo estaban preocupados de disputar minutos para poder ir al Mundial. Eso se palpaba en el ambiente, alguno de los jugadores ya lo dejaron caer, que varios compañeros tenían la cabeza en otro sitio como a sí lo reconocío Mathieu la semana pasada.

Reestructuración de la plantilla

No se recuerda en la historia del Valencia C.F una reestructuración de la plantilla tan grandes a estas alturas. Siempre se ha dicho en el mundo del fútbol que si las cosas se hacen bien en verano no hay que acudir al mercado inveranal, salvo lesión o algo inesperado. Lo que ha quedado patente es que Rufete en unas pocas semanas en el cargo parece que haya echo más que Braulio en varias temporadas.

Desde el club con esta actitud lo que se pretende es mandar un mensaje a la plantilla, que ningún jugador está por encima de la institución y que para poder vestir esta camiseta hay que morir en el campo por ella. La postura del club está clara ahora queda por saber si el mensaje ha calado en el vestuario, y desde la cúpula valencianista creen que si. 

Todavía queda mucha temporada y meses de competición para que muchos de los que están aún en la plantilla demuestren que pueden continuar la próxima temporada, sino en verano se podría volver a repetir otra limpia de la plantilla.

Rufete y su equipo ya están pensando en la próxima temporada y lo tienen claro, el que quiera en el Valencia en el nuevo curso va a tener que demostrarlo en cada entrenamiento y en cada partido, lo que si es seguro a ciencia cierta es que a Rufete no le volverá a temblar el pulso a la hora de deshacerse de los jugadores que no esten decididos a hacer de este Valencia cada un club mejor y más grande.



Fotos  
  • valenciacf.com

LO MÁS LÉIDO