miércoles 14 abril 2021
La crueldad del fútbol

Portada» El Borussia Dortmund ya tiene a su nuevo "killer"

La crueldad del fútbol

02/05/2014
SERGIO IZQUIERDO/GOLSPORT MEDIA El fútbol es así. Esta es la grandeza del fútbol. Por cosas así se le considera el deporte rey. Unas veces se gana y otras se pierde. Puñetero fútbol. Podría estar tirando de tópicos durante infinidad de líneas pero para todo el valencianismo, lo que se vivió anoche en el último minuto del partido fue la cara más cruel de este mágico deporte.
 
Crueldad. No hay una palabra en el diccionario que defina con más claridad lo que aconteció anoche en Mestalla cuando los de Juan Antonio Pizzi habían conseguido darle la vuelta a la eliminatoria  y ya se veían sacando el billete para Turín, pero el destino le tenía deparado una agría sorpresa. 
 
La noche comenzó perfecta, el coliseo valencianista lleno a reventar, una afición creyendo en la remontada desde el primer minuto y unos futbolistas (héroes) que se dejaron la piel sobre el cesped. El Valencia salío en tromba, y dejó bien claro al Sevilla que iba a remontar la eliminatoria. 
 
El Valencia tocaba y presionaba, no daba ni un minuto de respiro a los de Emery que no encontraban la manera de conectar con Rakitic y Bacca. Feghouli que recordó al futbolista que deslumbró hace dos temporadas, fue el mejor de la primera parte y de sus botas nació el primer gol del encuentro. El argelino recortaba dentro del área a Fazio y con la zurda ponía el 1-0 en el marcador a los 14 minutos, la remontada estaba más cerca.
 
El gol dió alas a los blanquinegros que seguían merodeando el área defendida por Beto. Casi estuvo a punto de marcar el segundo Feghouli en una jugada un tanto embarullada pero su disparo con la puntera lo desvio a córner el guardamete sevillista. 
 
Y en el minuto 27 llegó el gol de la igualada. Jonas remató de cabeza un perfecto centro de Bernat, ante el que Beto solo pudo tocar y mirar como traspasaba lentamente la línea de gol. Ya estaba hecho lo más difícil, ahora tocaba rematar la faena. Mención especial merece Diego Alves, que con el 2-0 en el marcador sacó un balón imposible a Reyes que hubiera sido un golpe durísimo para los valencianista.
 
La segunda mitad comenzó mucho más igualada. El Sevilla se sentía más cómodo, aunque no inquietaba las inmediaciones de la portería valencianista. Poco a poco, el Valencia volvió a coger el timón del encuentro y en un balón que quedo muerto dentro del área del Sevilla, Mathieu llevó la locura a las gradas cuando reventó el balón dentró la porteria del Sevilla y culmiba la efeméride. Otra vez el Valencia había conseguido lo que parecía imposible.
 
Ya se cantaba, el sí sí sí, nos vamos a Turín en las gradas del viejo Mestalla cuando la fatalidad se dió cita en el coliseo valencianista. Un saque de banda peinado por Fazio, quedó perfecto para que M´Bia de cabeza destrozara por completo el sueño valencianista. 
 
Sonrisas y lágrimas. Los andaluzes no se creían que estuvieran en la final y mucho menos los blanquinegros que habían lo habían hecho todo perfecto para alcanzar la final de Turín, pero el fútbol tiene estas cosas. 
 
La temporada llega a su fin en la Ciudad del Turia, ahora toca esperar a saber quién será el nuevo dueño del Valencia CF y que planes tiene pensados para él. Lo que está claro es que este club está muy vivo, muchos lo daban por muerto, pero ayer demostró que puede volver a ser grande y que esta afición jamás abandonará sus colores. Gracias Valencia, gracias afición. Tornarem¡


Fotos  
  • terra.es

LO MÁS LÉIDO

  • LALIGA PIERDE EN EL CARRANZA (CAD 2-1 VAL)

    El equipo che abandonó el campo tras denunciar Diakhaby un insulto racista de Cala, pero se vieron obligados a regresar

    05/04/2021

    FERNANDO NAVARRO / GOLSPORT: Tristemente el fútbol no ha sido el protagonista en este encuentro que enfrentaba al Cádiz y al Valencia en el Estadio Ramón de Carranza. A partir del minuto 29, cuando...