miércoles 14 abril 2021
La fe sostiene al Valencia

Portada» Angel di María: "Sólo me acomodé las bolas"

La fe sostiene al Valencia

08/01/2014
INMA LIDÓN/ELMUNDO.ES No vio Mestalla un duelo exquisito cuajado de ocasiones sino una batalla con armas desiguales pero la misma fe en la victoria. El Valencia se ha sacudido la pesadumbre desde la llegada de Pizzi y desde el primer instante quiso dejar claro que la Copa es una bendita salvación a la que quiere aferrarse. Velocidad, intensidad y dominio del balón fueron tres ingredientes que, como en el estreno del argentino el sábado, no faltaron. 
 
Y eso que el once cambió en todas sus líneas. Pero el Atlético tejió una malla que ayer se hizo impenetrable para un rival que se ciega cuando ronda el gol. Dominio, sobo de pelota, pero sin sustos. Lo intentó Parejo con un tímido disparo, pero no había forma de acercarse a Courtois con eficacia. El equipo de Pizzi, tan diferente en actitud al de Djukic, no se rindió e insistía una y otra vez para igualarse a un Atlético que nunca se desmelenó.
 
Simeone tiene un ojo en el partido del sábado ante el Barça y se dejó parte de la artillería en el banquillo. Una eliminatoria con la vuelta en el Calderón permite esconder cartas.
 
La ocasión de Diego Costa
 
Agazapados estuvieron los rojiblancos hasta mediada la primera parte, frenando con solvencia el empuje valencianista que se perdía en ataques estériles y estirándose aunque fuera a base de saque de esquina. Diego Costa ni siquiera apareció. Pero en el minuto 31 Guaita atajó con la mano izquierda un disparo casi a bocajarro de Raúl García, la más clara ocasión de gol que recordó que al Atlético no se le puede retirar el aliento del cogote ni un instante.
 
Capaz de agotar a sus rivales sin saber cómo y por dónde hacerle daño, no suele perdonar cuando encuentra la debilidad de su contrario. Aunque Diego Costa lo hizo enredándose en recortes y desperdiciando casi la única ocasión en la que engañó a Joao Pereira.
 
Sin Jonas y con Postiga desdibujado, el Valencia se atasca y tuvo que ser Bernat, puro desparpajo, quien obligó a lucirse a Courtois con un derechazo desde el pico del área. El rechazo le cayó a Míchel que reclamó penalti por manos de Alderweireld. A Pizzi y a Simeone le tocaba mover sus piezas para romper el duelo. Pero los protagonistas no fueron los esperados.
 
Noche de porteros
 
Guaita y Courtois eclipsaron al resto. Un imperdonable error del valenciano en el despeje de un córner lo aprovechó Raúl García para adelantar a los rojiblancos, que después de parapetaron detrás de su portero. El belga se lució ante los disparos de Canales, Piatti y alguna pelota envenenada de Feghouli. Todo un repertorio de cualidades bajo los palos.
 
Hay partidos que se deciden con goles primorosos y otros por errores letales. Y el Atlético parecía que iba a engordar su estadística en los segundos. Mantuvo el pulso al Valencia, nunca se sintió intimidado por un rival con voluntad pero pegajoso cuando busca portería, y le iba a asestar un zarpazo aprovechándose de un fallo de Vicente Guaita en el despeje de un córner.
 
Sin embargo, este Valencia de Pizzi ha recuperado la fe y a jugadores desparecidos como Feghouli. Cercaron la meta del Atlético y la torpedearon hasta que cedió con un cabezazo de Postiga, que andaba en depresión, para mantener al equipo con vida en la eliminatoria.


Fotos  
  • infobae.com

LO MÁS LÉIDO

  • LALIGA PIERDE EN EL CARRANZA (CAD 2-1 VAL)

    El equipo che abandonó el campo tras denunciar Diakhaby un insulto racista de Cala, pero se vieron obligados a regresar

    05/04/2021

    FERNANDO NAVARRO / GOLSPORT: Tristemente el fútbol no ha sido el protagonista en este encuentro que enfrentaba al Cádiz y al Valencia en el Estadio Ramón de Carranza. A partir del minuto 29, cuando...