sábado 24 agosto 2019
Las cinco parejas que más se odian en el mundo del fútbol mundial

Portada» El 'efecto Rufete' afronta su primera prueba en la Europa League

Las cinco parejas que más se odian en el mundo del fútbol mundial

28/11/2013
EL ECONOMISTA.ES El fútbol levanta pasiones, pero no solo entre sus seguidores. Muchos de los grandes personajes del mundo del fútbol protagonizan auténticas rivalidades que transcienden del terreno de juego y se pasan a las páginas de los periódicos, a los programas de televisión o a las tertulias radiofónicas. ABC recoge algunas de las mayores rivalidades recientes.
 
1. Cristiano Ronaldo y Joseph Blatter: todo comenzó cuando el presidente de la FIFA se mofó del jugador luso imitando sus gestos en el campo y hablando de su predilección por Messi. La respuesta de Cristiano no se hizo esperar con la celebración del 'comandante' y su "yo hablo en el campo".
 
2. Zlatan Ibrahimovic y Pep Guardiola: la llegada de Ibra al Barcelona, avalado como el fichaje más caro de la historia del club, se tornó rápidamente en un problema cuando las relaciones entre jugador y entrenador se rompieron. Es famosa la descripción de Guardiola por parte del sueco como 'El Filósofo'.
 
3. Sandro Rosell y Johan Cruyff: el presidente del Barça no mantienen ni mucho menos una buena relación con el extrenador culé, que ha llegado a asegurar que no volverá al Camp Nou hasta que Rosell abandone la presidencia del Barcelona.
 
4. Iker Casillas y José Mourinho: La decisión del entrenador luso de relegar al capitán blanco al banquillo y colocar a Diego López en su lugar fue el inicio del fin de las relaciones. Desde entonces, muchos cruces de declaraciones y reproches velados hasta la marcha de Mourinho este verano, rumbo a Londres.
 
5. Florentino Pérez y Manolo Lama: el tono crítico del periodista con el presidente blanco ha dejado la posteridad una tensa entrevista de televisión, y la decisión por parte de Florentino de vetar a Lama en la entrevista que mantuvo en la Cadena Cope a finales de mayo.
 
 


Fotos  
  • El economista.es

LO MÁS LÉIDO