martes 24 septiembre 2019
No hay quien pueda con Cristiano

Portada» Catalán no habla sobre la renovación de Caparrós

No hay quien pueda con Cristiano

16/11/2013

EDUARDO J. CASTELAO/EL MUNDO Lo hizo maravillosamente bien Suecia, conmovedor su esfuerzo en enjaular a Cristiano Ronaldo durante toda la noche. Siempre pendiente de él el lateral derecho, Lustig, el interior, Larsson, y uno de los mediocentros. Se ahogó durante 81 minutos el jugador del Madrid en ese escenario, hostil pues aunque se cambió de sitio en el campo un puñado de veces, parecía que nunca iba a encontrar el hueco. Ocurre que la fe y el talento, la fuerza y la potencia, y todos los adjetivos que se quieran utilizar, hacen hoy de Cristiano una barbaridad de futbolista. Y tardó 81 minutos, pero lo hizo: fue él quien cazó un centro de Veloso para poner por delante a Portugal en una eliminatoria eléctrica. Y fue él de nuevo el que, dos minutos después, y en otro centro, estrelló el balón en el larguero y lamentó lo que hubiese sido el 2-0 y un escenario mucho más cómodo.

Si alguien quiso ver este Portugal-Suecia como un Cristiano-Ibrahimovic, ganó de nuevo el de Madeira. No se intuye, hoy por hoy, nadie con su trascendencia para sus equipos. Independientemente de gustos, de filias o de fobias, Cristiano es, de largo, el jugador más importante que existe en el fútbol por lo que logra para los equipos donde juega. Falta disputar el partido de vuelta el próximo martes en Solna, y el gol de ventaja no se intuye definitivo -sin ir más lejos ayer, durante la primera parte, Suecia tuvo tres ocasiones clarísimas-, pero si Portugal acaba jugando el Mundial de Brasil tendrá mucho, casi todo, que agradecerle a su gran estrella.

El equipo de Paulo Bento, más allá de la electricidad ambiental de Da Luz, propone un fútbol simple: apertura del balón a la banda y centro desde ahí al área. Fueron docenas los intentos, la mayor parte de ellos fallidos, sin siquiera remates. Sólo una vez combinaron por el centro los locales, con un balón interior estupendo de Meireles a Postiga que terminó en el lateral de la red tras el remate forzado del delantero del Valencia. Eso fue nada más empezar el partido, pero la primera parte se definió por la mala baba de Suecia cada vez que llegaba al área lusa, especialmente por el costado izquierdo gracias al descaro de Kacaniklic. Ibrahimovic hizo lo que pudo, que no fue mucho pues su equipo se dedicó fundamentalmente a defender, aunque en cada arreón dejaba claro que es un equipo con mucho oficio.

No le fue suficiente en ese primer tiempo y en el segundo el partido viró hasta ponerse descaradamente del lado de Portugal. No modificó su modus operandi y siguió apostando por ese constante bombardeo desde los costados, ahora con Pereira y Nani por uno, ahora con Coentrao por el otro. No pudo cazar ninguna Postiga, sustituido por Hugo Almeida, que tampoco logró conectar con ninguna de esas pelotas. Mientras tanto, Cristiano ofrecía algún ligero síntoma de fatiga, un par de carreras perdidas con los centrales a última hora... Nada, error. No hay quien pueda con Cristiano. Peleó con Antonsson por ese balón como si fuera el último de su vida y con la barbilla casi en el suelo adelantó a los suyos y los puso a soñar con jugar en Brasil en verano.



Fotos  
  • intereconomia

LO MÁS LÉIDO

  • MENDES ORDENA Y PETER LIM SACA LA KATANA

    Marcelino es destituido y Celades coge las riendas del equipo che.

    11/09/2019

    VÍCTOR BOLÓS / GOLSPORT: El magnate singapuriense se ha sentido engañado tanto con Marcelino García Toral, como con Mateu Alemany. El primero porque solo quiere jugadores de los cuales, yo pondría...