martes 24 septiembre 2019
Otro ridículo

Portada» El “mejor delantero del mundo” está muy enfadado con Guardiola

Otro ridículo

11/11/2013

SERGIO IZQUIERDO/GOLSPORT MEDIA Cada vez que el Valencia juega en Mestalla la gente debe sufrir un dejavu, esto ya lo he vivido antes. Otro partido en casa que los de Djukic no son capaces de conseguir los 3 puntos y además como en el caso de ayer ni siquiera merecieron el “premio” del empate.

Después de las victorias frente a Getafe y Sankt Gallen se esperaba un equipo con más confianza, con ganas de dar una alegría a su afición y demostrar que lo de la semana pasada no fue un espejismo pero como se diría vulgarmente na de na. Djukic por primera vez en la temporada repitió el mismo once que consiguió la victoria en Getafe, apostó por el trivote Fuego, Parejo, Banega pero si en un trivote uno de los componentes y posiblemente el más importante ni se presenta al partido como hizo Banega pues bien empezamos.

El partido parecía que empezaba bien para los de Djukic, Barragan era atropellado por Mariño y Delgado Ferreiro acertó tanto pitando el penalti cómo no expulsando al guardameta del equipo Vallisoletano, pero Banega para terminar de enamorar a la afición mandó el balón a las nubes, la tarde prometía ser dura. Sin tiempo para recuperarse del penalti fallado llegó el gol del Valladolid, Alcatraz puso un centro al área y Javi Guerra puso el 0-1 con un buen cabezazo adelantándose a Ricardo Costa.

A partir de este momento el Valencia todo sea dicho intentó llevar la manija del encuentro, consiguió meter al Valladolid en su campo, pero nuevamente volvió a demostrar que no sabe qué hacer cuando tiene la posesión, Dorlan Pabón que parece que ya está entrando en la dinámica del equipo subió el empate al marcador con un disparo desde fuera del área que después de rebotar en un defensor despistó a Mariño y se coló por el medio de la portería, la otra única y gran ocasión  de la primera parte la tuvo Paco Alcácer que pudo anotar después de un buen pase de Pabón.

La segunda parte fue más de lo mismo, otra vez se adelantaba el Valladolid, como ya viene a ser habitual el Valencia tras perder un balón sufrió un contraataque que terminó con el balón en los pies de Alcatraz que cruzó la pelota ante la poca oposición de Guaita, otra vez a remar. Canales que había entrado por el defenestrado Banega le dio otro aire al equipo, pero estos jugadores siguen demostrando que o bien no creen en el estilo Djukic o que no tienen la calidad necesaria para jugar de la manera que quiere el entrenador. Feghouli que salió con ganas aprovechó una asistencia de Canales para poner el empate y silenciar un poco los silbidos con los que fue recibido por la parroquia valencianista.

Pero lo más triste sin duda y en lo que debería hacer a Djukic hervirle la sangre es ver como un equipo como el Valladolid que por presupuesto, plantilla, aspiraciones, etc… es capaz de encerrar al Valencia jugando de visitante. El Valencia demostró ser un equipo sin personalidad, cómo dijo Djukic al terminar el equipo sin “testosterona” que de no cambiar inmediatamente no se sabe dónde puede terminar la temporada y que de no conseguir clasificarse para la próxima edición de la Champions puede tener gravísimas consecuencias. 



Fotos  
  • el pais

LO MÁS LÉIDO

  • MENDES ORDENA Y PETER LIM SACA LA KATANA

    Marcelino es destituido y Celades coge las riendas del equipo che.

    11/09/2019

    VÍCTOR BOLÓS / GOLSPORT: El magnate singapuriense se ha sentido engañado tanto con Marcelino García Toral, como con Mateu Alemany. El primero porque solo quiere jugadores de los cuales, yo pondría...